Terapia de sonido

Según la física, todo en el universo está en vibración.  Una vibración es una onda, y la frecuencia es la cantidad de ondas por segundo. El cuerpo humano tiene su propia frecuencia, y cada uno de sus órganos también posee la suya específica. Cuando una persona se encuentra saludable todas esas frecuencias vibran en armonía. Pero el estrés, la contaminación y las emociones negativas pueden generar un desequilibrio que acabe llevando a la enfermedad. Es por esto que la terapia de sonido y la musicoterapia cada vez encuentran más aplicaciones en el campo de la salud física y emocional. A fin de cuentas el sonido es vibración y la música es armonía sonora.

Según las filosofías orientales, las alteraciones en la salud suponen un desequilibrio o descompensación vibratoria. Por ejemplo, si una célula comienza a vibrar a una frecuencia diferente de otra célula igual pero sana, se enferma. Con sonido y según el principio de resonancia se puede devolver la vibración óptima a cada órgano.

La más moderna ciencia occidental se da la mano con la más antigua sabiduría oriental. La ciencia llega a conclusiones que ya eran tomadas en cuenta hace miles de años en remotos lugares de Asia.

La terapia de sonido o sonoterapia implica el impacto físico directo de vibraciones acústicas sobre el cuerpo, beneficiando tanto el funcionamiento fisiológico como la actividad neurológica.

El foco está puesto en la restauración del equilibrio y del balance de los sistemas energéticos dentro del cuerpo, de los estados mentales y del campo electromagnético de la persona.

Principio de resonancia.
El principio de resonancia afirma que una vibración más intensa o armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable.

Descubre los beneficios de la terapia de sonido con diapasones, cuencos tibetanos, gongs y otros instrumentos.

  • Libera y equilibra emociones.
  • Reduce inflamación.
  • Equilibra el sistema nervioso.
  • Mejora la salud física general.
  • Alivia el dolor.
  • Induce a la relajación y acaba con el estrés.
  • Facilita la armonía interior.

La sesión de sonoterapia se puede complementar con otros instrumentos musicales que enriquecen el trabajo, tales como campanas tubulares con las frecuencias Solfeggio, gong, tingsha, carrillones e instrumentos de percusión (tambor oceánico, palo de lluvia, tambor chamánico tibetano y maracas purificadoras.


Contacta con nosotros para concertar tu cita y recibir una sesión privada de masaje vibroacústico o asistir a alguna de nuestras meditaciones o actividades.
Zuel → 654086985 – zuel@estamosdelujo.com

Terapias con cuencos tibetanos en Córdoba

Terapia de sonido con diapasones en Córdoba

Meditación en grupo en Córdoba

¿Te gusta estar de lujo? Comparte tu experiencia :)